Björn Ulvaeus habla sobre los últimos planes de la nueva gira de ABBA

"Pensamos que nuestras canciones durarían un par de años como máximo", dice el compositor a The Week Portfolio.

Björn Ulvaeus, un cuarto del fenómeno pop, ABBA, está sentado elegantemente vestido con un traje gris claro, listo para el desayuno en su hotel en Västervik. Es una ciudad pequeña en el sur de Suecia, a unas tres horas en automóvil de la capital, Estocolmo. Una hermosa luz matutina fluye a través de la ventana hacia la tradicional variedad sueca: pescado ahumado, carnes frías, fruta, café. Para la mitad del dúo de compositores responsable de algunos de los éxitos pop más grandes y conocidos de la historia, Ulvaeus es tranquilo, contemplativo y sin pretensiones, pero con ojos brillantes detrás de sus gafas.

Sleepy Västervik es donde creció Ulvaeus. "Aunque me he vuelto global, todavía tengo raíces aquí", dice, y es un lugar que no ha cambiado mucho desde su infancia. Lo nuevo, sin embargo, es su elegante hotel que se encuentra en la isla de Slottsholmen, con agua por todos lados y vastos e interminables cielos suecos para contemplar. Su hija Anna de su segundo matrimonio, con la periodista Lena Källersjö, es la jefa. Es un negocio administrado por una familia, dice Ulvaeus, y en algún lugar que esperaba que fuera, en sus palabras, "un lugar de encuentro" para locales y visitantes por igual. Cada suite cuenta con un tocadiscos y una selección de vinilos para jugar, incluido, por supuesto, ABBA, y el menú del restaurante ofrece platos inspirados en sus viajes alrededor del mundo: salchichas y puré, un plato que una vez comió en The Ivy en Londres; Calamar, desde su época co-produciendo el exitoso musical Mamma Mia! en la isla griega de Skopelos; y un retroceso a su infancia sueca: el helado de rosa mosqueta.}
(pulsa sobre la imagen para agrandar)
Ulvaeus es relajado y cálido, feliz de hablar sobre la infancia que pasó en busca de setas y bayas (dejó de cocinar después de conocer a su actual esposa porque estaba demasiado "intimidado" por su cocina) y su lugar favorito en el planeta ("un archipiélago justo fuera de Estocolmo, remando en un kayak. No hay nada mejor que eso. Es tan asombroso, y también lo obtengo aquí ". Y, sin embargo, a pesar de este retiro tranquilo que ha creado, ABBA todavía está en los titulares, manteniendo a Ulvaeus firmemente en el centro de atención mundial.

A principios de este año se anunció que después de 35 años, que el cuarteto había grabado música juntos. También anunciaron una gira, para la cual aparecerían como avatares digitales, o "Abbatars", como se veían en 1979.

Ulvaeus explica que para crear estos "gemelos digitales", se le dijo a la banda que hiciera todo tipo de expresiones faciales; hacer una mueca, sonreír, para capturar cada músculo de la cara.

El proyecto se retrasó y ahora se lanzará a principios del próximo verano, pero explica parte del atractivo de una banda de gira digital: "Nadie tendrá que lidiar con las divas que exigen sus propios jets privados", bromea. Es difícil imaginar a los compañeros de banda como divas: Ulvaeus no bebe, y todos viven vidas privadas en su mayor parte. Los miembros de la banda siguen en buenos términos, y Ulvaeus dice que espera que los demás visiten Västervik algun dia.

Es difícil lograr que identifique una canción favorita de una carrera que produjo éxitos pegadizos en todo el mundo, incluidos nueve números 1 en Reino Unido entre 1974 y 1980. "Tratamos de emular a los Beatles". Así que, cuando empezamos, nuestra música era más joven, más orientada a los adolescentes, y luego gradualmente se fue haciendo más madura ". Como resultado, le gustan  diferentes canciones de diferentes períodos de la carrera de la banda: "S.O.S." y "Mamma Mia" en los primeros días, y luego "Knowing Me, Knowing You", y finalmente el conmovedor "The Winner Takes It All", la canción de ruptura definitiva, lanzada poco después de Ulvaeus y su compañera de banda, Agnetha Fältskog, se divorciaran. Cada canción fue una trabajosa labor de amor: "No hubo nada en lo que no hayamos trabajado durante meses", dice.

Y sin embargo, a pesar del éxito de ABBA, Ulvaeus sigue genuinamente sorprendido. "Es increíble y no sé cómo sucedió. Me preguntan eso mucho, y realmente no sé por qué lo es. Pensamos que nuestras canciones durarían un par de años como máximo. Veo a estos artistas ir y venir, y me pregunto por qué la gente sigue escuchando a ABBA. Estoy muy agradecido y humilde". Hoy escucha mucha música de la lista de éxitos, y también es un gran fanático de las sinfonías de Beethoven.

Finalmente, la pregunta del millón de dólares: ¿Quién era realmente la reina del baile? Ulvaeus lo penso por un momento y contesto. "Nadie en particular, pero pude ver a esta joven mujer rubia en mi mente, que trabaja muy duro durante la semana, y realmente se convierte como la reinadel baile al final de la semana". Es una celebración de todas esas mujeres jóvenes ".

Fotos por Ellen Simone
Fuente: TheWeek.co.uk
Antes
« Prev Post
Siguiente
Next Post »